Los nuevos espigones de Adra empiezan a mostrar su inutilidad tras el último temporal

2LOS NUEVOS ESPIGONES DE ADRA EMPIEZAN A MOSTRAR SU INUTILIDAD TRAS EL ÚLTIMO TEMPORAL

Plataforma Ciudadana de Adra denuncia la incompetencia e ineficacia de las Administraciones Local y Nacional, ambas del mismo signo político, cómplices en la construcción de los tan ansiados espigones construidos recientemente frente a las barriadas a poniente del pueblo de Adra.

Un muy bien dotado presupuesto de dos millones cuatrocientos mil euros, de todos los ciudadanos de la nación, se invirtieron el pasado año en las barriadas de poniente de Adra para la regeneración del litoral, incluyendo la construcción de nueve espigones (cuatro en La Caracola, dos en el Lance de la Virgen y tres en Guainos), así como el vertido por tierra y mar de 60.000 metros cúbicos de arena. Y lo que es más grave, todo ello sin ningún tipo de estudio de evaluación ambiental. Así, lo que esta misma Plataforma anunciaba, y lo que ya se adivinaba se está progresivamente confirmando con el paso del tiempo: al final el resultado iba a ser toda una lotería, pues el objetivo de acelerar dicho proyecto para hacerlo coincidir con las elecciones municipales solo tenía motivos electoralistas sin otro fin más ambicioso.

Con el enorme movimiento de áridos, este año han llegado a sextuplicar el vertido de arena en tales orillas de Adra, teniendo en cuenta lo que solía moverse durante campañas previas. Ello para conformar aceleradamente unas playas artificiales, pero también para provocar serios desastres ambientales en el ecosistema del fondo marino literalmente sepultado, por no respetar el proyecto inicialmente aprobado en relación con los puntos de vertido de la arena. Lo cual ha supuesto menor inversión y, por supuesto, mayor beneficio para la empresa. Una irregularidad que era obvia, día tras día, cuando desde la playa se observaba el desarrollo cotidiano de la obra, con los barcos descargando la arena dragada decenas de metros mar adentro de la propia línea de playa donde debería haberse vertido para no producir daño.

Ultimada la labor, la costa quedó casi delineada con lapicero y regla, lo que motivó que el equipo del PP aspirante al gobierno municipal lo celebrara con los vecinos y vecinas de Guainos casi a pie de “urna”, incluso con paella popular incluida. No importaba si el proyecto estaba mal o bien diseñado y ejecutado, poco interés tenía realmente su verdadera eficacia pues, dados los verdaderos motivos populistas, la desinformación ha campado a sus anchas a lo largo del desarrollo de todo el proceso. Esta cuestión fue ampliamente denunciada por Plataforma, la cual, además, se esforzaba en ofrecer alternativas para alcanzar el ansiado objetivo de defensa de nuestra costa. Sin embargo, esta llamada de alerta definitivamente a nadie interesó, pues todos estaban demasiado embelesados con las golosinas que ofrecían aquellos políticos como para prestar atención a alternativas supuestamente “sin pies ni cabeza”…

¿Qué ha sucedido en estos, tan solo, tres primeros meses desde que se finalizaron los trabajos? Pues algo tan sencillo como que con los pequeños temporales de poniente acaecidos (ni mucho menos tan intensos como algunos que se manifestaron durante los años previos) ha sucedido lo que ya se veía venir: que, por ahora, aproximadamente tres de cada cuatro toneladas vertidas de arena (¡sobre el 75% del total!) han sido erosionadas y desparecidas de las playas donde se vertió, entre los espigones de Guainos. Dicha arena, con la deriva litoral hacia el este, ha acabado por depositarse, de momento, en las playas más orientales, como las del Lance. Pero lo que es más preocupante, la erosión en Guainos podría perdurar con el tiempo pues, a diferencia de lo que está sucediendo en las orillas frente a las barriadas más cercanas a Adra donde les puede llegar sedimentos vertidos más al oeste, en aquella primera barriada no llegará del oeste más arena que regenere la playa erosionada pues, sencillamente no se vertió arena más allá del propio núcleo de Guainos hacia poniente.

Dicha pérdida de arena socavada en Guainos es muy manifiesta, teniendo en cuenta los escalones que ha quedado en la playa, en algunos puntos de más de un metro de altura, con el agua progresando nuevamente, como antaño, hasta acercarse peligrosamente de nuevo a las propias viviendas. Al final, no quedará otra que irse consolidando entre los espigones lo que se denominan “playas residuales”, los últimos estertores de un proyecto populista en una costa totalmente destrozada que habrá perdido su valioso paisaje natural.

Pero la situación que se comienza a vislumbrar aún no ha acabado, pues continuará la regresión de la playa, el despilfarro de dinero público y los problemas de la ciudadanía afectada en las barriadas de Guainos, el Lance y la Caracola.

– ¿Qué explicaciones darán los responsables, políticos y técnicos, de este proyecto a la población que ha sido, junto a los vecinos directamente perjudicados, quienes con sus impuestos han pagado dichas obras?,

– ¿qué habrá de celebrarse en un tiempo cuando la erosión sea generalizada y nuestra costa desestructurada?

– ¿cómo se han atrevido a realizar una obra de estas características sin los oportunos estudios?

– ¿qué decisiones tomarán ahora?, ¿repetirán las mismas actuaciones de nuevos vertidos derrochados de arenas que los espigones, supuestamente, iban a evitar en el futuro?

Muchas dudas, pesadumbre y, estamos seguros, ninguna asunción de responsabilidades. Lo típico a lo que nos tienen acostumbrados…

Plataforma Ciudadana exige al Partido Popular que deje de embaucar a los vecinos y vecinas. También solicita a los demás partidos políticos que no sean cómplices de este engaño. Por último reclama a la Administración que se invierta bien el dinero público para resolver los problemas, y no para crearlos con medidas chapuceras y electoralistas que destruyen el patrimonio ambiental y paisajístico.

¿Así queremos atraer el turismo a Adra?

1 2 3 4 5

Comparte con tus amigos:Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario