No y mil veces no, a unos presupuestos deficitarios, chapuceros y ficticios.

Un año más el Grupo Municipal Plataforma ha votado en contra de los presupuestos presentados por el gobierno del PP en el Pleno del Ayuntamiento de Adra, celebrado el pasado lunes, 5 de marzo. Unos presupuestos, para el año 2018, que de nuevo llegan tarde, muy tarde, sin otro motivo que la desidia del equipo de gobierno, incapaz de cumplir ni tan siquiera los plazos que marca la ley, a pesar de tener a casi todos sus concejales cobrando un buen sueldo por su supuesta dedicación al municipio.

Sobran motivos para decir NO a estos presupuestos, como dejó bien claro el portavoz de Plataforma, Francisco Fdez. Guardia, en su intervención plenaria, donde aportó suficientes razones y datos por los que su Grupo debía votar en contra de las cuentas del PP.

Como ejemplo, la enorme deuda financiera que soporta el Ayuntamiento por la pésima gestión económica de sucesivos gobiernos del PP. A falta de una auditoría que nos permita conocer cómo y por qué, lo que sí sabemos es que todavía debemos más de 15.447.216,55 € en préstamos a largo plazo, una losa que tendremos encima hasta 2032 como mínimo. Y esa deuda tiene al Ayuntamiento intervenido por el Ministerio de Hacienda, impidiéndole -entre otras cosas- contratar nuevo personal. 

Pero no queda ahí la cosa. Hay bastantes más motivos para decir NO a las cuentas del PP de Adra. Del monto de cifras sin la pertinente justificación, queremos destacar los más de 500.000€ que se prevén para conceptos poco claros en su aplicación, como productividad, gratificaciones, otros complementos… Todo ello referido al Capítulo 1. Retribuciones de personal. En ningún sitio se precisan los criterios y procedimientos para asignar o distribuir ese tipo de conceptos retributivos.

Mucho nos tememos que, como viene siendo habitual en este equipo de gobierno, estos complementos se sigan repartiendo con “discrecionalidad”, por afinidades políticas o para apagar los fuegos que están generando entre el personal de este ayuntamiento.

Por otra parte el Presupuesto presentado es chapucero y ficticio. Y este Grupo Municipal no puede apoyar unas cuentas que son un brindis al sol, la realidad es que hay demasiadas partidas de gastos que se han “rebajado” arbitrariamente, pues no se corresponden con lo gastado en el último ejercicio liquidado.

Un ejemplo de ello es que el coste real de energía eléctrica y alumbrado público, en 2015, ha sido de 761.000€ y en 2016 de 770.197,96€. Pues bien, en 2018 se ha presupuestado una cantidad de 550.000€. Un ahorro previsto de más de 200.000€.

“¿Cómo se justifica ese “ahorro”? Sr. Manuel Cortés, que ya tiene más de la mitad de las farolas del pueblo sin luz, como apague alguna otra, veo a los abderitanos andando con la linterna del móvil por las calles.

Estamos, en definitiva, ante un Presupuesto deficitario, esclavo de la deuda generada por la irresponsable gestión de los diferentes gobiernos del PP en Adra. Nuestro pueblo no merece un gobierno que oculta la realidad sobre la penosa situación económica municipal y que maquilla los datos para aparentar un equilibrio presupuestario ficticio.

Y concluye diciendo Fdez. Guardia. “Sr. Cortés, solo le ha faltado añadir, a modo de conclusión, en la memoria de alcaldía que acompaña estos presupuestos, esta expresión tan cinematográfica:  

Las cifras y datos recogidos en este presupuesto son completamente ficticios. Cualquier parecido con la realidad  es pura coincidencia“.

Comparte con tus amigos:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

Deja un comentario