¿Qué pasa con la Piscina Municipal? Aclaración a la concejala tránsfuga y sus mentores.

Ante las falsas acusaciones difundidas por la concejala tránsfuga, Esther Gómez,  sobre la posición mantenida por los concejales de Plataforma Ciudadana Abderitana respecto a la gestión de la piscina, vale la pena informar rigurosamente sobre la situación y responder, a quienes -como ella- tergiversan, descalifican o insinúan sin aportar solución alguna al problema creciente de la piscina municipal.

Como bien recogía nuestro programa electoral, desde Plataforma siempre hemos apostado por la remunicipalización de los servicios públicos. Y hoy como ayer seguimos siendo firmes defensores de la gestión cien por cien pública de estos servicios, por entender que es la forma más racional, honesta y eficaz de garantizar una atención de calidad a toda la ciudadanía.

Por otra parte, también es cierto que la municipalización total de la gestión de la piscina presenta dificultades, a día de hoy insuperables, porque nuestro Ayuntamiento arrastra una deuda tal que tiene vetada por el Ministerio de Hacienda la posibilidad de contratar directamente nuevo personal. De ahí que la solución defendida por Plataforma haya sido la cogestión o gestión mixta; de manera que la piscina quedase bajo control directo del Ayuntamiento, con excepción de su personal, que estaría contratado por una entidad externa, preferentemente el Club de Natación.

Bajo esa condición, y teniendo en cuenta que la situación de la piscina es límite, hemos actuado y seguiremos actuando para buscar una solución satisfactoria aquí y ahora, porque las abderitanas y los abderitanos lo merecen, y no van a perdonar un cierre de la instalación por la irresponsabilidad de algunos políticos.

Las abstenciones de los concejales Rosa Rolán y Francisco Fdez. Guardia en el último Pleno, haciéndose eco del personal de la piscina y del propio club de natación, han contribuido a desbloquear el tema y abrir una vía de solución a la delicada situación en que se encuentran los abonados y la plantilla de trabajadores de la piscina, dejando en manos de la comisión de trabajo creada al efecto, formada por TODOS los grupos municipales, una posible negociación con empresas, entidades o clubes que puedan hacerse cargo de la gestión del personal de la instalación.

En todo caso, es totalmente falso que se haya (re)privatizado la piscina o que Plataforma haya dado el visto bueno a ninguna propuesta concreta de ese tipo, puesto que cualquier acuerdo que se tome en la comisión tiene que pasar por Pleno.

Aclarado esto, resulta un tanto difícil entender a qué viene la exagerada  agresividad y los ataques proferidos por la concejala tránsfuga. Ella fue la que unilateralmente decidió desmarcarse del proyecto de Plataforma, con el fin de impedir una alternativa de progreso en nuestro Ayuntamiento; y todavía hoy no sabemos exactamente con qué fines o beneficios, pero con una consecuencia evidente:

¡El PP sigue gobernando en Adra!

Comparte con tus amigos:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

Deja un comentario